Dentistas recomiendan los besos apasionados
 
Según explican los especialistas, el besar apasionadamente aumenta el flujo de saliva, que ayuda a limpiar nuestra boca y a cuidar nuestros dientes y encías.
 
Las parejas que se dan besos apasionados no solo pasan un momento placentero y romántico, también están cuidando su salud bucal y, por ende sus dientes. Según explican los especialistas, cuando besamos a alguien en la boca se activan las glándulas salivales y el flujo de saliva aumenta.
 
El agua, proteínas, electrolitos y sales minerales que contiene la saliva, ayuda a limpiar los restos de comida, combatir las bacterias, virus y hongos. Asimismo neutraliza los ácidos en la boca que pueden dañar nuestros dientes y encías.
 
“El beso es la naturaleza del proceso de limpieza”, explica la dentista Heidi Hausauer en el sitio WorlDental.org. Además, un beso apasionado combate las caries. Y es que las sales minerales de la saliva ayudan a la reconstrucción del esmalte de los dientes, previniendo la erosión dental. Andréa Demirjian, autora del libro ‘Besos:
 
Todo lo que usted siempre quiso saber acerca de uno de los placeres más dulces de la vida’, destaca también que un ósculo ayuda a reducir la presión arterial, elimina los calambres y dolores de cabeza, aumenta las hormonas de la felicidad y quema calorías.
 
 Fuente: Rpp