¿Conoces las bondades de llevar una dieta alcalina?
 
México, 11 May. (Notimex).- Las propiedades de la coliflor como excelente antioxidante que ayuda a combatir los trastornos renales y del hígado; así como a disminuir la presión arterial y la constipación, es uno de los muchos hallazgos que comparte “La dieta alcalina”, libro de Natasha Corrett y Vicky Edgson, que promete un plan de alimentación para revolucionar la vida de sus lectores.
 
El material, publicado en México por Larousse, condensa la experiencia de Corrett y Edgson en ámbitos como la nutrición, la cocina y los negocios, para ayudar a la gente a modificar sus hábitos alimenticios en aras de una mejor calidad de vida, invitándola a conocer el nivel de alcalinidad de los alimentos, los nutrientes y beneficios que éstos ofrecen.
 
Asentadas en el Reino Unido, ambas amigas probaron suerte con la comida alcalina, como una posibilidad de dieta que favorece la salud, a partir del mejoramiento de la digestión y el incremento de los niveles de energía de la gente, logrando el equilibrio necesario para cualquier organismo.
 
Su propuesta, atractivamente ilustrada, es traída a México en este volumen de casi 200 páginas, a lo largo de las cuales explican los principios de esta forma de alimentación y ofrecen recetas fáciles de preparar para que la gente se anime a cambiar su vida.
 
El material está dividido en dos partes, la primera describe los alimentos alcalinos más comunes, los que más energía aportan y la forma de consumirlos diariamente. También incluye guías de menús para la fase de desintoxicación del organismo.
 
La segunda de ellas está integrada por el recetario que permite al lector conocer los ingredientes, cantidades y combinaciones posibles para hacer de su nuevo estilo de vida algo fácil de adaptarse.
Aguacate, toronja, berro, alcachofa, espárrago, brócoli, jitomate crudo, limón, poro, hinojo y col rizada, son de los alimentos más altos en alcalinidad, que destacan por sus variados nutrientes, aportando entre muchos beneficios, propiedades digestivas, diuréticas, antivirales, antisépticas, antibacteriales, antibióticas, antinflamatorias y hasta anticancerígenas.
 
El dátil es presentado como un medio de aliviar la diarrea y reforzar el sistema respiratorio, o el limón para disolver los cálculos biliares, como antiséptico potente y antibiótico natural; mientras que la col rizada es considerada auxiliar en las funciones de la tiroides y el metabolismo; desintoxicante del estómago, estimulante del sistema inmunológico, que mata bacterias y virus, y potente antioxidante.
 
Si bien las recetas están enfocadas a los productos del Reino Unido, los alimentos sugeridos son bastante comunes, y salvo excepciones muy precisas, se trata de alimentos universales.
 
En general, es una dieta que se puede realizar casi en cualquier parte del mundo, en beneficio de quien quiera cambiar su alimentación y con ello de estilo de vida.
 
El libro también promueve la alimentación consciente, evitando comer rápidamente lo que encontramos al paso, sin reflexionar qué y cómo lo hacemos.
 
Debemos, expone, emplear porciones más pequeñas pero más variadas, que eviten los alimentos que acidifican, proceso que es el centro de los problemas en cualquier organismo.
 
También aborda la necesidad de romper hábitos y evitar alimentos acidificantes durante la fase de limpieza, que puede ir de 7 a 15 días, antes de comenzar un régimen alcalino.
 
Entre estos alimentos no sugeridos figuran carnes rojas, aves, pescados, huevo, mariscos, la mayoría de los productos lácteos, café, té refrescos y agua carbonatada, azúcar en cualquier presentación, panes, galletas y pasteles elaborados con harinas que contengan gluten.
 
Tampoco se deben comer cereales comerciales, comida rápida, refrigerios y botanas, condimentos, vinos, aguardientes, fermentados, digestivos y cocteles, en general.
 
Fuente: NTX | Notimex  | NTX/MCV