Para aumentar tu inteligencia emocional y tus probabilidades de triunfar, evita estas actitudes dañinas. Toma nota de estas nueve cosas que los empresarios más exitosos evitan hacer:
 
1. No dejan que nadie limite su alegría. Si te comparas con otros ya no eres el dueño de tu propia felicidad. Cuando las personas emocionalmente inteligentes se sienten bien sobre algo que hicieron, no van a dejar que la opinión o logros de una persona les quite eso.
 
2. No olvidan. Estas personas perdonan fácilmente, pero eso no significa que vayan a olvidar. Perdonar significa dejar ir lo que pasó para avanzar, pero no quiere decir que le darás otra oportunidad al que te hizo mal. La gente emocionalmente inteligente no soporta ser molestada por los errores de los otros, así que los dejan ir y se protegen de un daño en el futuro.
 
3. No mueren en la pelea. Saben lo importante que es vivir para pelear otro día. En un conflicto, si no mides tus emociones te puedes involucrar demasiado en la pelea y salir muy lastimado. Cuando sabes leer y responder a tus emociones eres capaz de elegir tus batallas sabiamente y sólo estar en el campo de batalla cuando sea necesario.
 
4. No priorizan la perfección. El objetivo de estas personas no es la perfección porque saben que no existe. Los seres humanos, por naturaleza son imperfectos. Si tienes la meta de ser perfecto, siempre te quedarás con un sentimiento de fracaso y terminarás pasando tu tiempo lamentando tu error y pensado lo que debiste hacer diferente en lugar de disfrutar lo que conseguiste.
 
5. No viven en el pasado. El fracaso puede destruir tu autoestima y hace más difícil que creas que puedes alcanzar algo mejor en el futuro. La mayoría del tiempo los fracasos salen de tomar riesgos y al tratar de alcanzar algo que no es fácil. La gente emocionalmente inteligente sabe que el éxito yace en su habilidad para levantarse del fracaso y esto es difícil cuando viven en el pasado.
 
6. No se obsesionan con los problemas. Cuando te obsesionas con los problemas que tienes en frente, creas y prolongas las emociones negativas y el estrés, lo cual dificulta el desempeño. Si enfocas tus acciones para mejorar tus circunstancias creas un sentido de eficacia personal que produce emociones positivas y mejora el rendimiento. Las personas emocionalmente inteligentes no se obsesionan con los problemas porque saben que son más efectivas cuando se enfocan en las soluciones.
 
7. No conviven con gente negativa. Los que se quejan todo el tiempo son mala compañía ya que no dejan de repetir sus problemas y no buscan soluciones. Quieren que la gente se una a su pena para que puedan sentirse mejor sobre ellos mismos. Las personas usualmente sienten presión al escuchar a los que se quejan porque, aunque no quieren ser vistos como groseros, hay una línea muy delgada entre escuchar un poco a ser absorbido en su mundo negativo.
 
8. No guardan rencores. Las emociones negativas que vienen de guardar rencores son una respuesta al estrés. Cuando una amenaza es inminente, esta reacción es esencial para la supervivencia, pero cuando una amenaza es historia antigua aferrarte a eso puede hacerte daño y tendrás problemas de salud con el tiempo. Si tienes rencores tienes estrés. Debes aprender a dejar ir las cosas; no sólo te hará sentir mejor ahora sino que mejorará tu salud.
 
9. No dicen que sí a menos que de verdad quieran. Una investigación dirigida por la Universidad de California en San Francisco muestra que entre mas difícil sea decir que “no” es más probable que te estreses y que hasta te deprimas. Decir que “no” es un reto para muchas personas. Cuando le pides algo a la gente emocionalmente inteligente, evitan frases como “No creo que pueda” o “No estoy seguro”. Decir que “no” a un nuevo compromiso honra tus compromisos existentes y te da la oportunidad de cumplirlos con éxito.
 
Fuente: Soy Entrepreneur.
 

 
¿Te has preguntado por qué algunas personas son atractivas para ti y para otros no? ¿Qué es lo que buscan hombres y mujeres? ¿Qué es lo que hace a alguien atractivo?... Pues para descubrirlo, los científicos se enfocaron en los sentidos, desde el oído hasta el olfato, y descubrieron 17 hechos que gobiernan la atracción:
 
1 . La edad que tenían tus padres cuando naciste. ¿Te atraen los mayores o los jóvenes? Pues, resulta que los hombres y mujeres nacidos de padres "mayores", de más de 30 años, son menos atraídos hacia la juventud y reaccionan de forma más positiva a los signos de la edad en la cara de las personas, según la Universidad de St. Andrews.
 
2. Una cara simétrica. Aunque es casi irreal que alguien tenga los dos lados del rostro completamente iguales, el hecho es que los seres humanos son atraídos por la belleza y la simetría facial es considerada como tal.
 
¿Por qué? Porque indica que la persona tiene buenos genes para la salud reproductiva, y nadie quiere hijos “feos” o “deformes”.
 
"Si usted elige una pareja perfectamente simétrica para reproducirse, sus hijos tendrán una mejor oportunidad de ser simétricos y por tanto, ser capaces de lidiar con las perturbaciones", afirma el biólogo evolutivo Randy Thornhill.
 
Thornhill dijo a LiveScience que esta característica ayuda a la descendencia a tener una mejor oportunidad de supervivencia.
 
3. Ser “promedio”. No en el aspecto físico, sino matemáticamente hablando. Las personas con características “matemáticas promedio” poseen genes más diversos y una mejor salud reproductiva, según los biólogos evolucionistas.
 
"Básicamente, lo que hace nuestro cerebro es que cuando vamos por ahí, recoge caras de la gente y calcula la “media” de los rostros que vemos a diario. Y debido a esto es que en nuestra mente hay una representación del rostro “promedio”. Existe algo que genéticamente nos impulsa a mirar los rostros promedio”, señaló el Dr. Kang Lee, psicólogo de la Universidad de Toronto al Huffington Post’s Talk Nerdy to me.
 
4 . El aspecto de tus padres influye en tu tipo de pareja. Seguramente has escuchado que te estás casado con tu padre o tu madre, ¿no? Pues esto no se aleja tanto de la realidad. En otro estudio de la Universidad de St. Andrews , los psicólogos descubrieron que las personas tienden a buscar parejas con rasgos similares a los de su progenitor del sexo opuesto: mismo color de pelo, ojos, etc.
 
5 . Todo está en los detalles. ¿Sabías que la barbilla y la frente son una señal de buena salud reproductiva? Según los biólogos evolutivos, las mujeres prefieren hombres con una gran mandíbula y la frente prominente (señal de altos niveles de testosterona). En cambio, los hombres se sienten atraídos por las mujeres con una barbilla pequeña y una frente menos prominente, señal de altos niveles de estrógeno.
 
El limbo esclerocorneal -el área donde el iris se une con la parte blanca del ojo- se relaciona con juventud y salud. En un estudio de 2011, hombres y mujeres con un limbo esclerocorneal oscuro fueron percibidos como más atractivos .
 
6. Proporción áurea. ¿Hay alguna fórmula mágica para ser bella? Sí, la proporción áurea o “golden ratio” (1.61803398875), utilizada por los griegos como símbolo de belleza y llevada por lo tanto a las artes y a la ciencia.
 
De acuerdo con un estudio de 2010, las caras se consideraron más atractivas cuando existe una proporción matemática: la distancia entre los ojos y la boca debe medir aproximadamente 36% de la longitud de la cara, y la distancia entre los ojos debe ser de 46% del ancho de la cara.
 
Esto lo saben muy bien los cirujanos plásticos, y aunque no es tan fácil cambiar las distancias de los elementos en el rostro, sí se puede modificar la forma en que los demás nos ven, por ejemplo, hacerse un fleco y así, reducir visiblemente la longitud de la cara. 
 
7. El color de ropa. En un estudio de la Universidad de Rochester, los hombres encontraron que las mujeres que vestían de rojo eran más atractivas y deseables, en comparación con las mujeres vestidas de azul. El estudio sugiere que el color rojo sirve como una señal para la excitación sexual, ya que el efecto se produce también en los primates no humanos.
 
Y en otro estudio, las mujeres percibieron a los hombres vestidos de rojo como más poderosos y con mayor estatus, rasgos altamente asociados con el atractivo masculino.
 
8 . La nariz no miente. En un experimento donde las mujeres debían oler camisetas sudadas por hombres, ellas prefirieron las que tenían altos niveles de testosterona, sobre todo cuando estaban en el pico de la fertilidad.
 
Pero, ¿qué hay de esos productos con feromonas que anuncian tanto? Mientras que los animales tienen órganos especializados para detectarlas, aún nos se sabe si éstas funcionan en los seres humanos como una forma de atracción sexual.
 
9 . El tono de voz. ¿Has notado que tu voz cambia cuando hablas con alguien extra sexy? Un estudio realizado en el Reino Unido encontró que las mujeres hablaban con un tono de voz más alto cuando se encuentran con un hombre atractivo. Muchos estudios han detectado que los hombres prefieren a las mujeres con voces más altas o agudas porque se asocia a mayores niveles de estrógenos, mientras que las mujeres prefieren a los hombres con voces bajas vinculadas a un mayor grado de testosterona.
 
10. ¿Hambre? Un estudio de 2006, vinculó el hambre con la atracción. En un experimento, los hombres hambrientos prefirieron a las mujeres con mayor peso corporal. Estos hombres encontraron a las mujeres robustas más atractivas que quienes no tenían hambre en ese momento.
 
Los investigadores sospechan que la razón podría ser una respuesta evolutiva a la escasez de recursos, como la comida.
 
11 . El día y la hora. El ciclo menstrual afecta cómo es que las mujeres encuentran atractivo a un hombre o no. Cuando una mujer está ovulando y está en el período más fértil de su ciclo, es probable que prefiera un hombre masculino. Del mismo modo, los hombres también encuentran a las mujeres que están ovulando mucho más atractivas. ¿Cómo se detecta la ovulación?
 
"Podría haber cambios en el flujo sanguíneo que se traducirían en cambios del color de la cara, cambios en el acné o cambios en la hinchazón debido a la retención de agua", dijo el psicólogo Nathan Pipitone, de la Universidad Estatal de Colorado Adams, a The Huffington Post.
 
12 . Los anticonceptivos pueden cambiar las preferencias. Los investigadores encontraron que las mujeres que toman la píldora anticonceptiva prefieren rostros menos masculinos, en comparación de antes de que estuvieran tomando dicho medicamento.
 
Las mujeres que estaban tomando la píldora antes de conocer a su pareja eran más propensas a elegir una hombre con rasgos más femeninos, en comparación con las mujeres que no toman la píldora, quienes buscan rasgos masculinos más marcados.
 
13 . 90-60-90. Durante siglos, los hombres han perseguido a las mujeres con la figura de reloj de arena. Esto puede ser producto de la evolución, ya que las proporciones y la relación cintura cadera indica una buena salud reproductiva en la mujer.
 
Las mujeres con un radio de cintura-cadera de 0.7 fueron calificadas como las más atractivas en las culturas europeas, mientras que la relación 0.8 y 0.9 fue más atractivas en partes de América del Sur y África.
 
Para las mujeres, la proporción ideal en los cuerpos masculinos debe ser 0.9.
 
14 . Vello facial solamente. Un estudio realizado en Australia reveló que las mujeres prefieren a hombres con barba ligera (la de dos o tres días de no rasurarse), más que a los hombres con un rostro totalmente limpio o con barba completa.
 
"Nuestros resultados confirman que tener barba afecta los juicios que se tienen acerca de los atributos sexuales de los hombre. Sugieren que un nivel intermedio de barba es más atractivo; mientras que los hombres llenos de vello facial son percibidos como mejores padres que podrían proteger e invertir en los hijos", escribieron los investigadores.
 
15 . No importa si eres gay o heterosexual. "Nuestro trabajo demostró que los hombres homosexuales encuentran los rostros masculinos más atractivos que las caras masculinas con características femeninas. Además, el tipo de rostros masculinos que los hombres gay encuentran atractivos, no son los mismos que las mujeres heterosexuales buscan”, indicó el psicólogo de Harvard, Aaron Glassenberg.
 
16 . ¿Una aventura o una relación formal? Hay una diferencia si se está buscando una aventura o algo a largo plazo. En un estudio reciente, se detectó que los hombres encontraron a las mujeres con rasgos femeninos más atractivas pero sólo para una relación a corto plazo.
 
17. Sonreír no te hará más atractivo. Los hombres se sienten más atraídos por las mujeres que sonríen, pero no funciona a la inversa. La investigación encontró que las mujeres sonrientes fueron calificadas como más atractivas, mientras que los hombres fueron calificados como menos atractivos. Muestras de orgullo como una leve sonrisa y los puños en alto fueron percibidos como rasgos más atractivos en los hombres.
 
Fuente: iEntérate.
 

CIENTÍFICAMENTE PROBADAS

 
Pistas para empezar el día más alegre.
 
Por Corrie Pikul
 
Acompaña a tu café con una flor
 
¿Por qué funciona? La psicología evolutiva cree que nuestro subconsciente da a las flores y plantas un significado de seguridad, relacionado con conceptos como "echar raíces". También lo entiende como una recompensa (recoger tras sembrar) o una promesa (la llegada de frutos). Así que la visión de un ramo colorido, creen los expertos, puede hacernos confiar en que el día va a ser un camino de rosas.
 
Dato curioso que puede convencerte: Un estudio liderado por la doctora en psicología Nancy Etcoff, de la Escuela Médica de Harvard, asegura que las mujeres que ven flores al despertarse se sienten más felices y con menos ansiedad en su casa, así como más enérgicas en su puesto de trabajo.
 
 
Duerme sobre tu lado derecho
 
¿Por qué funciona? Va a influir en lo que sueñes. Investigadores turcos descubrieron que la gente que suele dormir sobre su lado derecho tiene sueños más amables, en los que caben sentimientos de alivio, disfrute, paz y amor. También apuntaron que esas personas tardan menos en espabilar tras despertarse y se sienten más descansadas y menos disfuncionales en esas primeras horas del día.
 
Dato curioso que puede convencerte: Dormir todo el tiempo sobre el lado izquierdo puede hacer presión en órganos sobre ese lado del cuerpo, como el estómago los pulmones. Por eso los que duermen de esta forma tienden a tener más pesadillas.
 
 
Bebe jugo de naranja recién exprimido
 
¿Por qué funciona? No solo porque las naranjas sean del color del sol de la mañana. También tienen vitamina B6 y ácido fólico . Los pacientes con depresión sufren carencias de ambos.
 
Dato curioso que puede convencerte: Un estudio brasileño ha demostrado que las personas que consumían los aromas de aceite esencial de naranjo dulce sintieron menos ansiedad durante la prueba. Además el efecto se prolongó durante horas.
 
 
Acuéstate una hora antes
 
¿Por qué funciona? Por razones obvias. Estarás más descansado, más alerta y más optimista con lo que el día puede ofrecerte.
 
Dato curioso que puede convencerte (como si hiciera falta...): Cuando pierdes tiempo de sueño te arriesgas a perder con él tu sentido del humor. No es broma: La habilidad de pillar que algo es gracioso exige procesar la información desde un sentido cognitivo y también desde el punto de vista emocional. Es un proceso al que le afecta mucho (y para mal) la falta de sueño, explica William D. S. Killgrow, profesor de psicología en la Escuela Médica de Harvard. En uno de sus estudios, participantes con falta de sueño mostraban una significativa dificultad para reconocer cuándo un titular o una viñeta tenía que hacerles reír.
 
 
Haz diez burpees
 
¿Por qué funciona? Hacer ejercicio cardiovascular despierta tu corazón y tus músculos y puede levantarte el ánimo hasta la noche (lo que se puede traducir en un sueño más descansado). Hacerlo en exteriores puede elevar estos efectos positivos. Si no tienes tiempo antes del trabajo para correr, Si no tienes tiempo antes del trabajo para correr, hacer diez burpees, consistente en hacer una sentadillas, flexiones y saltos verticales, se puede hacer brevemente en cualquier sitio y es el sucedáneo más efectivo.
 
Dato curioso que puede convencerte: Tan solo cinco minutos de ejercicio en plena naturaleza puede mejorar sensiblemente tu estado de ánimo y disparar tu autoestima, según recientes investigaciones (Esto exige por lo menos veinte burpees).
 
 
No te enfades antes de dormir
 
¿Por qué funciona? El sueño ha demostrado hacer que los recuerdos sean más duraderos y reales, en especial los más emocionales. Quizá ocurra por un mecanismo evolutivo que nos ayuda a aprender de esas experiencias negativas.
 
Dato curioso que puede convencerte: A la gente que se le muestran imágenes inquietantes a la hora de acostarse tienen reacciones más extremas antes y después de dormir, descubrió un estudio en The Journal of Neuroscience. Pero si esas mismas imágenes se muestran a primera hora de la mañana no tienen un efecto tan fuerte. Mantenerse despierto tras una experiencia desagradable neutraliza parte de las emociones negativas, concluyeron los científicos, mientras que el sueño ayuda a preservar esa desagradable respuesta emocional.
 
 
Pon tu corazón a mil pulsaciones... y el de tu pareja
 
¿Por qué funciona? Los niveles de testosterona son más altos por la mañana. Por lo que tener sexo dispara los niveles de la "hormona del amor", llamada oxitocina. Programa un encuentro mañanero y no solo te sentirás más vital y despierto, también más unido a tu pareja durante el resto del día.
 
Dato curioso que puede convencerte: El sexo incrementa el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, incluso el cerebro, lo que mantiene a las neuronas mejor conectadas, más sanas y oxigenadas.
 
Fuente: EL HUFFINGTON POST.
 

 
Por Margarita Lázaro
 
Suena el despertador y una serie de maldiciones salen por tu boca. Te das la vuelta y sigues durmiendo o remoloneando. Quince minutos después consigues salir de la cama con el tiempo justo para ducharte, vestirte y salir de casa corriendo para llegar puntual al trabajo. Y todo ha transcurrido tan rápido que no has tenido tiempo para desayunar. ¡ERROR!
 
Estamos hartos de oír que el desayuno es la comida más importante del día... y es verdad. Los nutricionistas se empeñan en repetir aquello de "desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo". Todos sabemos que el desayuno rompe con el ayuno nocturno, activa el metabolismo y nos aporta la energía necesaria para realizar las tareas de la mañana. Además, quienes desayunan consiguen un mayor rendimiento físico e intelectual.
 
Son muchas las ventajas que ofrece esta comida y aun así hay muchos que deciden salir de casa cada mañana sin hacerla. Los datos de la última Encuesta Nacional de Salud reflejan que un 21% de los españoles desayuna fuera, un 6% se lo salta y solo un 50% hace un desayuno completo.
 
La pereza, las prisas o la falta de apetito pueden ser algunas de las razones que nos llevan a no dedicarle tiempo al desayuno. Para resistirnos a esa mala costumbre deberíamos saber, al menos, estas 11 cosas:
 
1. El desayuno te delata. Saltártelo es algo así como una forma de reflejar tu desorden nutritivo, igual que hacerlo suele estar relacionado con gente que lleva una dieta mucho más equilibrada y ordenada. Darle a tu hijo una bolsa con un zumo y galletas para comer de camino al cole es todavía peor. "Es un reflejo de lo que ocurre en casa durante el resto del día y una demostración de que los padres no llevan un orden en la alimentación", explica Albert Lecube, coordinador del Grupo de Obesidad de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN). 
 
2. Desayunar ayuda a prevenir la obesidad. Quienes desayunan llegan a la hora de comer con menos hambre y suelen picotear menos durante la mañana. Un informe del Ministerio de Sanidad recoge que "la prevalencia de obesidad es superior en aquellos que toman un desayuno escaso o lo omiten". El doctor Lecube asegura que "el desayuno ayuda a mantener el ansia de picar bajo control", mientras que la nutricionista Vanessa León, miembro de Addinma (Asociación de Dietistas Nutricionistas de Madrid), explica que "es más probable perder peso si se desayuna y se realiza un mayor número de comidas pequeñas que si no se desayuna y luego se ingiere el mismo número de calorías totales pero solo en 2 o 3 ingestas".
 
3. Hay que variarlo. No se trata de hacer horario semanal como hace Sheldon en The Big Bang Theory, pero hay que evitar la rutina. "Igual que no comes o cenas todos los días lo mismo, tu desayuno también debería ser variado", explica Vanessa León. Ésta es la forma de obtener distintos tipos de nutrientes: no es lo mismo tomarse un zumo de naranja que comerse un kiwi, ni tampoco es igual yogurt con cereales que un café con leche y tostadas.
 
4. Hay que dedicarle entre 20 y 30 minutos. ¿Te acuerdas de los desayunos en casa del doctor Martín en Médico de familia? Pues así deberían de ser todos. "Desayunar no es tomar un café y salir corriendo por la puerta de casa", explica Vanessa León. Hay que invertir tiempo como lo hacemos en las otras comidas del día. Giuseppe Russolillo, presidente de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AED-N), insiste en que se necesita planificación: "levantarse con tiempo, prepararlo y hacerlo con tranquilidad". Algo así como media hora diaria.
 
5. El desayuno europeo está bien… pero si tus otras costumbres son también europeas. Puede resultar muy apetecible, pero comer por la mañana huevos revueltos, yogurt con cereales, fruta y pan sería un error. "El desayuno tiene que ser una comida importante pero no debe convertirse en lo que hacen el resto de europeos, porque ellos a la hora de comer toman un tentempié y nosotros no hacemos eso", explica Russolillo. Para imitar este desayuno habría que imitar también el resto de comidas del día, de lo contrario sería "un fracaso absoluto".
 
6. Se puede dividir en dos tomas. Debe ser el 25% de la ingesta diaria de calorías, pero no es necesario tomarlas todas de golpe. Se puede hacer en dos fases. "La primera se haría en casa y luego un tentempié a media mañana para completar, sin que esta última suponga más del 10% de la energía diaria", explica Vanessa León.
 
7. Levantarse sin hambre se puede arreglar. La excusa de que no desayunas antes de salir de casa porque te levantas sin hambre no vale. Eso se puede corregir. Giussepe Russolillo establece como solución adelantar la hora de la cena: "Muchas veces esto viene motivado porque cenamos mucho y muy tarde y porque nos vamos a la cama nada más acabar". Levantarse con tiempo para estimular el apetito también es importante, así como tomárselo con calma: "No se puede obligar a nadie a hacer un gran desayuno. Hay que empezar poco a poco para ir introduciendo los alimentos sin forzar".
 
8. Reduce el estado de estrés y mal humor. Quizás tú no lo notes, pero tu compañero de trabajo puede sufrir las consecuencias de que día sí y día también no hagas esta comida. Tras 8 o 10 horas sin comer, nuestro organismo sufre un déficit de glucosa –nuestro principal combustible– por lo que al no desayunar le obligamos a quemar otras reservas energéticas, lo que causa alteraciones en el organismo. Éstas producirían decaimiento, falta de concentración y mal humor.
 
9. Los dulces y la panceta también están permitidos, pero mejor durante el fin de semana. "El sábado y domingo es cuando podemos aprovechar para hacer algunos excesos y tomar algunos alimentos más calóricos sin olvidarnos de que también es el momento para hacer más deporte", apunta Russolillo. No hay ningún alimento prohibido a primera hora de la mañana aunque deberíamos ser comedidos y tratarlos como caprichos. El desayuno diario debería estar compuesto por frutas, lácteos, cereales (mejor integrales) y una grasa complementaria. El preferible es el aceite de oliva aunque no pasa nada si lo alternamos con mantequilla o margarina.
 
10. Hay que aprender desde niños. Primero porque sin desayuno baja el rendimiento escolar y después porque "los niños que desayunan habitualmente con sus padres tienen más probabilidades de continuar con este hábito en su etapa adulta", asegura la nutricionista Vanessa León. El doctor Lecube cree que es la época en la que vale la pena enseñarles a comer bien: "A un adulto ya le puede explicarle la teoría que es muy difícil que la aplique dos días seguidos".
 
11. Desayunar en casa ayuda a ahorrar. El precio de un café, un zumo de naranja natural y una tostada con aceite supera los tres en cualquier cafetería. Esto supone un gasto de más de 600 euros al año. Preparar esta misma comida en casa cuesta menos de un euro y medio, lo que supondría una ahorro anual del 60%.
 
Fuente: EL HUFFINGTON POST.
 

 
¿No te sientes a gusto contigo mismo? Cambia tu ánimo y siéntete más feliz poniendo en práctica cinco cosas. Toma nota y empiézalos a hacer diariamente.
 
A veces ser felices resulta algo difícil de lograr, pero no es imposible. Aunque no parezca, nuestros hábitos influyen mucho en nuestro estado de ánimo. Así que si pones en práctica estas cinco cosas podrás sentirte más feliz:
 
1. Tener una hora de dormir. El sueño es considerado el tercer pilar de la salud, y por buenas razones. Las investigaciones están haciendo cada vez más claro que no dormir lo suficiente, puede tener efectos graves para la salud. Mientras tanto, dormir lo necesario es bueno para todo, desde el control de peso, al estado de ánimo, y hasta para equilibrar el sistema inmunológico. Una de las cosas más simples que puedes hacer para asegurarte de dormir lo suficiente cada noche, es establecer una hora de acostarse. Discúlpate a ti mismo si no puedes cumplir esto todas las noches (a veces me digo a mi mismo que tengo que durmiendo antes de la medianoche, pero la vida se interpone en mi camino, y de repente es la 1:30 de la mañana), pero es importante proponértelo para poder cumplirlo cada vez más seguido.
 
2. Entender qué es la inteligencia emocional y comprometerte a cultivarla. Tener inteligencia emocional significa ser “seguro, ser bueno para trabajar por alcanzar tus metas, poderte adaptar y ser flexible. Te recuperas rápidamente del estrés y eres resistente”, afirma el psicólogo Daniel Goleman. La inteligencia emocional se compone de cinco partes: habilidades sociales, empatía, motivación, auto-conocimiento y el auto-control. Y, afortunadamente, todos estos rasgos se pueden cultivar. Sé curioso acerca de las cosas que van más allá de ti mismo. Tienes que saber para qué eres es bueno y que necesitas para ir mejorando. Trata de mejorar tu capacidad de prestar atención.
 
3. Reducir el azúcar cuando se pueda. Yo solía ser un demonio para los postres. Cupcakes, helados, brownies, si me lo ponías en frente, sin duda me los comía todos. Y al crecer, me empecé a tomar una especie de jugo con cada comida (por ser levemente intolerante a la lactosa, y tenía que consumirlo en lugar de leche en el desayuno, en el almuerzo y en la cena). Pero cuanto más aprendía acerca de cómo el exceso de azúcar afecta el cuerpo y cómo se las arregla para colarse en todos los alimentos que consumo también, aunque no fueran postres, más me di cuenta de que tenía que dejar de depender de las cosas dulces. Así que empecé de a poco.
 
En lugar de llenar de azúcar el café, poco a poco me acostumbré para beberlo sin nada. (Ahora, el café con azúcar me parece demasiado dulce.) En lugar de beber jugo y refrescos en las comidas, opto por tomar agua (de hecho, no tengo ninguna bebida aparte de agua en la nevera en casa). Ya no compro tortas ni galletas de la tienda, así que no estoy tentado a comérmelas a las 10 pm cuando estoy en mi apartamento. No me malinterpreten, yo todavía disfruto de una rebanada de pastel de cumpleaños o un helado. Pero los tomo como premios, y me he dado cuenta de que estos premios no son para ser comidos todo el día, todos los días.
 
4. Encontrar un ejercicio que realmente disfrutes hacer. No es exactamente un secreto las oposiciones que tengo con salir a correr. Todavía lo hago por mi salud, pero sin duda hay otras maneras con las que prefiero conseguir un buen estado físico. Investigaciones han demostrado incluso que si pensamos en el acondicionamiento físico como una “diversión” o como un “ejercicio” afecta la cantidad de comida que terminamos ingiriendo. Para mí, ejercicio es jugar voleibol. Para ti puede ser bailar, nadar, o andar en bicicleta. No creas que sólo porque no te gusta el ejercicio “convencional” como correr o ir al gimnasio, eres malo ejercitando. Nada que ver!
 
5. Saber cuándo estar desconectado de tu teléfono. Esta es otra de esas cosas que todavía estoy tratando de ser mejor. Hay momentos para conectarse a Instagram y mandar mensajes de texto, y hay momentos en los que es realmente obvio que no estás presente, porque tus ojos están pegados a la pantalla. Tuve uno de esos momentos hace unos días, cuando estaba cenando; estaba tan concentrado en responder algunos correos electrónicos del trabajo que cuando finalmente levanté la vista, me di cuenta que mis compañeros con los que estaba cenando estaban en silencio, esperando que yo guardara el teléfono. Fue una interrupción y una distracción, francamente, bastante irrespetuosa. Propongámonos todos para darle fin a esa adicción.
 
Fuente: Perú.com