Por Krisha McCoy, MS.
 
El prolapso vaginal ocurre cuando las paredes vaginales caen hacia el interior y hacia abajo. La gravedad del prolapso vaginal se puede definir como:
 
De primer grado: prolapso dentro de la parte superior de la vagina.
De segundo grado: prolapso más profundo dentro del canal vaginal, hasta la abertura de la vagina.
De tercer grado: prolapso que se extiende más allá de la abertura de la vagina.Músculos del piso pélvico y órganos.  Músculos del piso pélvico y órganos.
 
Causas  
El prolapso vaginal es causado por el debilitamiento de las estructuras de soporte de la región pélvica. La falta de sostén hace que las paredes de la vagina se debiliten, caigan y colapsen.
 
Factores de riesgo  
Con el avance de la edad, aumenta el riesgo de padecer prolapso vaginal. Otros factores incluyen:
Varios partos vaginales
Pos menopausia
Obesidad
Esfuerzos provocados por tos crónica, estreñimiento , o por levantar objetos pesados
Antecedentes familiares
 
Síntomas  
Los síntomas pueden incluir:
Presión en la pelvis
Una sensación de llenado o pesadez vaginal
Una sensación de tirón en la pelvis
Malestar vaginal
Frecuencia y urgencia de orinar
Micción al reír, estornudar, toser o hacer ejercicio
Estreñimiento
Dificultad o dolor en las relaciones sexuales
Dolor en la parte baja de la espalda que se alivia al recostarse
 
Diagnóstico  
El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Además, le realizará un examen físico. El prolapso vaginal que no tiene síntomas se puede diagnosticar mediante exámenes de rutina. Su médico la puede derivar con un ginecólogo, quien le realizará un examen pélvico.
 
Tratamiento  
Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. El prolapso de primer o segundo grado sin síntomas puede no requerir tratamiento. Las opciones de tratamiento incluyen:
 
Ejercicios de Kegel  
Los ejercicios de Kegel comprenden tensar los músculos que rodean la vagina y el ano, mantener la tensión unos segundos y, luego, relajar los músculos. La repetición de estos ejercicios contribuye a la tonificación de los músculos pélvicos.
 
Medicamentos  
Es posible que su médico le recomiende una terapia con estrógenos. Esto puede ayudar a prevenir una mayor debilidad del piso pélvico.
 
Inserción de Pesario  
El médico puede colocarle un pesario en la parte superior de la vagina. Un pesario es un dispositivo de goma en forma de aro. Ayuda a apoyar el útero y la vejiga. Por lo general, el pesario se coloca en mujeres mayores.
 
Cirugía  
El prolapso vaginal grave o asociado con síntomas persistentes puede requerir cirugía. La cirugía puede implicar la reparación de la estructura del piso pélvico o, en algunos casos, la colocación de puntos de sutura en la vagina.
 
Si se le diagnostica prolapso vaginal, siga las indicaciones de su médico.
 
Prevención  
Para ayudar a prevenir el prolapso vaginal:
Realice los ejercicios de Kegel .
Mantenga un peso saludable.
Para evitar el estreñimiento, ingiera frutas, verduras y granos integrales en abundancia. Beba abundante líquido durante todo el día.
Si usted fuma, deje de hacerlo . Fumar puede causar tos crónica y debilitar los tejidos conectivos.
Limite levantar objetos pesados.
 
Fuente: NUY Langone.

 
1. Consuma abundante agua durante todo el día, preferiblemente fría, esto facilita la movilización de grasas y toxinas y mantiene la sensación de saciedad. Tomar un vaso de agua fría al levantarse “despierta” y activa el metabolismo preparándolo para comenzar a quemar calorías al momento de consumir el desayuno.
 
2. Desayune dentro de los 20 minutos siguientes después de despertar. La comida perfecta para activar el metabolismo y comenzar a quemar calorías debe estar compuesta por una proteína, carbohidratos de bajo índice glicémico, una porción de frutas y cereales.
 
3. En la medida de lo posible levantarse temprano y realizar alguna actividad física como correr, o hacer ejercicio aeróbico, esto ayuda a quemar calorías más rápido, incluso se pierde más fácilmente un kilo antes que en cualquier otro momento del día.
 
4. Alimentarse sanamente es el mejor complemento del ejercicio, para perder peso esta es la combinación perfecta, sin embargo se debe estar atento a ciertos alimentos que por ser frutas y cereales se piensa que son bajos en calorías, siendo muchos de ellos altos en azúcares.
 
5. Para mantener el metabolismo activado y quemando grasas durante el día, es importante realizar 5 comidas, además de sus 3 principales, hacer 2 meriendas en el día mantiene trabajando al metabolismo, estas meriendas deben ser preferiblemente bajas en grasas y azúcares. Si elige frutas prefiera las manzanas, toronja o uvas.
 
Lo más importante de este tema es cuidar lo que se consume y las porciones, hidratarse muy bien y en realizar alguna actividad física al menos 4 veces a la semana.
 
Fuente: Vivir en forma.
 

 
Si eres de las personas que se resiste mucho al ejercicio constante y que prefiere el camino de una buena dieta y alimentación, o simplemente quieres incluir en tu dieta alimentos que complementen tus ejercicios diarios para quemar grasa, a continuación te presentamos los alimentos más recomendados para su consumo cuando buscamos quemar grasa que tanto nos molesta.
 
Pescado
Esta es una de las mejores fuentes de proteínas que existe. Comer pescado como el atún, sardinas y en especial el salmón, es sumamente positivo para tu organismo, además que las grasas que contiene son buenas, tienen alto contenido en omega 3, mejora el estado de ánimo, regula la insulina y disminuye el apetito. La única desventaja es que es un poco alto en calorías y deberás controlar un poco la cantidad que ingieres.
 
La manzana
Es increíble como una fruta tan común, como esta, pueda contribuir tanto a la quema de grasa. Posee un bajo índice glucémico y es abundante en pectina (que ayuda a desintoxicar el organismo y a controlar el colesterol malo) y quercetina (ideal para la prevención de enfermedades cardíacas y del cáncer. Es increíblemente alta en fibra y ayuda muchísimo al control del apetito.
 
Aguacate
A pesar de que mucha gente lo rechaza por sus altas propiedades calóricas y grasas, consumirlo con moderación puede ayudarte a adelgazar. Es muy alto en vitamina E, fibra, antioxidantes, potasio, proteínas, ayuda a regular el colesterol malo y se ha comprobado que debido a las grasas monoinsaturadas que posee, mejora la sensibilidad a la insulina. Consumir entre 50 y 100 gramos diarios es suficiente para ayudarnos a quemar la grasa.
 
Brócoli
De seguro que pensarás que este vegetal es bastante cliché, pero sí, es un excelente aliado para quemar la grasa que tanto aborrecemos a diario. Es muy rico en vitaminas y minerales, nada más al consumir una taza de brócoli contribuye a más del 100% de lo necesario en vitamina C. Alto en fibra, antioxidantes, calcio y además cuenta con magníficas propiedades que previenen diversas enfermedades, entre ellas: el cáncer. Es muy bajo en calorías y sodio, por lo que es excelente para la pérdida de grasa, lo puedes comer a cualquier hora del día sin ningún tipo de restricción y el mismo te generará rápidamente una sensación de saciedad.
 
Té verde
Apuesto que lo has escuchado más de una vez. Este amiguito es muy, muy poderoso para la quema de grasa, aumenta el gasto de energía sin acelerar nuestro ritmo cardíaco, es alto en catequinas y antioxidantes, acelera el metabolismo, previene enfermedades cardíacas, el cáncer, reduce el estrés y como si fuera poco: ayuda al rejuvenecimiento, es decir, es prácticamente un combo de beneficios para todo nuestro organismo.
 
Fuente: Vivir en forma.

 
Por Jack Zenger y Joe Folkman, para CNN
 
Nota del editor: John H. "Jack" Zenger es el cofundador y director ejecutivo de Zenger Folkman-. Él es un experto mundial en el campo de desarrollo de liderazgo y es altamente respetado y buscado como orador, consultor y entrenador ejecutivo. Joe Folkman es cofundador y presidente de Zenger Folkman. Él es una respetada autoridad en el área de evaluación y cambios, un aclamado orador principal y autor con gran éxito de ventas.
 
En 1989, Steven R. Covey escribió un libro de negocios y autoayuda titulado Los siete hábitos de la gente altamente efectiva. Llegó a ser un éxito que indujo a millones de personas a creer que esos siete hábitos los convertirían en mejores líderes. De hecho, los convertirían en líderes altamente eficaces.
 
Sin embargo, un gran liderazgo no consiste solo en lo que estás haciendo correctamente. También se trata de lo que no estás haciendo mal. Así como hay hábitos que hacen que los líderes sean eficaces, hay hábitos que los paralizan.
 
Desde el primer día en que publicamos nuestra investigación acerca del liderazgo basado en fortalezas, también hemos subrayado la importancia de superar los terribles hábitos a los que nosotros nos referimos como los "defectos fatales".
 
Nos dimos cuenta de que cuando un gerente poseía solamente uno de estos defectos fatales, tenía muy pocas posibilidades de colocarse en el nivel superior de liderazgo en su organización. El poseer dos o más, virtualmente garantizaba que no estaría en el escalón superior del liderazgo.
 
Analizamos los datos de más de 52.000 líderes para determinar cuáles hábitos recibían con más frecuencia las calificaciones más bajas. Buscamos comprender aquellas conductas que se diferenciaban de mejor manera entre los peores líderes (por ejemplo, el 10% más bajo) en comparación con todos los otros líderes.
 
En otras palabras, identificamos los hábitos que eran como piedras de molino alrededor del cuello de los líderes y que con más probabilidad causaba que ellos se hundieran en el fondo de la pila. Luego identificamos los puntos que tenían el impacto negativo más significativo respecto al compromiso de los empleados y que los condujeron al fracaso en sus actuales empleos. El resultado fue una lista de 20 puntos agrupados en siete hábitos muy malos.
 
Aquí está la lista en orden, desde el menor hasta el más fatal:
 
7.- Fallar en el entrenamiento y el desarrollo de los demás  
Los líderes que no son eficaces forman el hábito de enfocarse únicamente en hacer su trabajo. Fallan al mostrar interés en el desarrollo de un grupo de personas que tienen la capacidad de hacer el trabajo en un mundo aún más competitivo, y quienes son los que al final se harán cargo de su trabajo cuando ellos ya no estén.
 
6.- Ser un mal modelo a seguir  
Los líderes menos efectivos forman el hábito de decir una cosa y hacer otra. Ellos creen firmemente que es apropiado tener un conjunto de normas para ellos y otras diferentes para los miembros del equipo. Después de todo, ellos son los jefes. Pero esto tiene una mayor consecuencia de lo que creen. Los subordinados llevan la cuenta de la cantidad de ocasiones en las que el líder dice una cosa y luego hace otra.
 
5.- Falta de perspectiva estratégica  
Los líderes ineficaces desarrollan el hábito de ver solo hacia abajo, no logran mirar hacia arriba o hacia fuera. Están menos cómodos considerando un escenario más grande o mirando al futuro a unos 3 o 5 años de distancia. Dado que se acomodaron en esta pequeña parcela, es difícil para ellos alejarse de su vista miope. Esta miopía hace que los miembros del equipo se enfoquen solamente en la tarea que tienen entre manos en lugar de enfocarse en la visión y misión de la organización.
 
4.- Preferir trabajar de manera independiente en lugar de colaborar  
Los líderes ineficientes caen en el hábito de trabajar de manera independiente. Esto requiere menos esfuerzo que colaborar con sus compañeros. Ellos disfrutan tanto teniendo su propio territorio y construyendo un silo donde vivir, que no logran ver que el trabajo más importante en una organización es el que se produce de forma horizontal.
 
3.- Oponer resistencia a las metas y mejoras  
Los demonios gemelos de los líderes ineficientes son la arrogancia y la complacencia. Estos líderes desarrollan el terrible hábito de evitar cualquier desarrollo personal. Creen que seguramente son maravillosos porque si no fuera así, no habrían sido promovidos a una posición de liderazgo. Peor aún, concluyen que han alcanzado la "cima" y que el autodesarrollo o los objetivos a largo plazo no son necesarios o que están por debajo de ellos.
 
2.- Comunicación deficiente  
Estos líderes no eran hábiles comunicando sus instrucciones ni comprendiendo los asuntos o problemas. Adicionalmente, luchaban para darles a los demás cualquier sentido de dirección o propósito. Ya sea que no se tomaban el tiempo, o que no podían comunicar la manera en que su trabajo contribuía a los objetivos más amplios del negocio. Y cuando se comunican es un canal de un solo sentido con un altavoz potente, pero que carece de un dispositivo para escuchar.
 
1.- Fracasan en inspirar y motivar a los demás  
La cualidad que más devalúa a los líderes ineficaces es que fallan en motivar a sus subordinados. La mayoría de los líderes sabe cómo presionar para obtener resultados, pero pocos entienden cuándo deben jalar. Los líderes que tienen este mal hábito en el que únicamente presionan y no jalan, fueron descritos como personas autocráticas y que tienden a micro-gestionar. Otros fueron descritos como personas carentes de entusiasmo y pasivas. Transmitir energía e inspirar a la gente hasta lograr altos niveles de desempeño, es la lucha más desafiante para estos líderes ineficaces.
 
Pareciera que estos fueran fallos obvios que todo líder trataría de corregir. ¿Te sorprendería saber que los líderes ineficaces a quienes estudiamos, con frecuencia ignoraban sus propios malos hábitos?   Ellos consistentemente se calificaban en estas áreas de forma más positiva que los demás, y usualmente por un amplio margen. Padecían de la privación de la conciencia de sí mismos.
 
Quizás es hora de tomar un momento y analizar si tú posees alguna de estas fallas fatales o pedir una opinión sincera respecto a tu desempeño en estas áreas específicas. Hay muchos hábitos brillantes que hacen una carrera exitosa, pero ten cuidado con los que pueden hacerte fallar.
 
Fuente: CNN.
 

 
Al igual que en cualquier otra profesión, el lugar de trabajo es importante, en el estudio requiere unas condiciones para conseguir que el rendimiento sea máximo:
 
FIJO: Siempre a ser posible el mismo sitio, porque le ayuda a crearse un hábito de estudio. 
 
PERSONAL: Debe estar decorado a su gusto. En este punto se debe tener en cuenta, que en la mesa de estudio y el espacio inmediato que rodea el área de estudio, no debe haber nada que no sirva específicamente para el estudio, sobre todo elementos que puedan tener valor sentimental (trofeos, fotos, posters).
 
Todo esto no quita que en el lugar de estudio se encuentre su gusto y tenga el sello de su personalidad.
 
Es posible que tenga que compartir su habitación, no obstante cree su ambiente personal en un rincón, es importante que disponga de un mobiliario para usted.
 
AISLADO: Que le permita la concentración, para ello debe evitar:
a) Conversaciones, llamadas telefónicas en las horas de estudio. Si comparte habitación arréglese para estudiar a distintas horas o acuerde guardar silencio durante el período de estudio. La voz humana es la principal fuente de distracción durante el estudio.
b) Música. Es desaconsejable para actividades que requieran una gran concentración. Solo podría ser conveniente para contrarrestar los ruidos inoportunos del exterior. Pero habría de ser un fondo musical, con volumen bajo y sin pausas publicitarias. Si no hay ruidos exteriores es preferible que estudie sin música. Por supuesto la televisión es prohibitiva, ya que estimula simultáneamente la vista y el oído.
c) Ruido exterior. Elija, si puede, una habitación con poco ruido, alejada de la sala de estar, TV, etc.
 
ORDENADO: De tal forma que cada objeto tenga destinada una posición y siempre que le haga falta pueda localizarlo con rapidez, de esta forma ahorrará mucho tiempo buscando libros, apuntes y material, inútilmente. Otro punto importante, es tener preparado a mano todo el material necesario para afrontar su sesión de estudio. Por supuesto, al finalizar, debe reintegrarlo a su sitio.
 
ILUMINACIÓN: Es preferible la luz natural sobre la artificial. La luz debe entrar por el lado contrario de la mano con la que escriba para no hacer sombras. Lo mismo ocurre con la luz artificial, debe tener las mismas características. Hay que cuidar que esté bien distribuida, que no sea demasiado intensa ni demasiado débil, y por supuesto, que no se proyecte directamente sobre los ojos del estudiante. Lo más adecuado es una lámpara articulada con una bombilla de 60 W y de tonalidad azul, y otra ambiental que ilumine el resto de la habitación, para que no haya demasiado contraste.
 
VENTILACIÓN: Es importante renovar el aire de la habitación con cierta frecuencia, porque si no se puede sufrir los efectos de una mala ventilación: dolores de cabeza, mareo, malestar general, cansancio, sopor, que hará que rinda menos en su trabajo intelectual. No sirve con salirse un rato a tomar aire fresco, porque no elimina los efectos de una mala ventilación, es pues necesario, renovar el aire de su habitación y para ello podría aprovechar los descansos.
 
TEMPERATURA: Aunque no es fácil de controlar este factor, sobre todo en verano, sí es conveniente saber que las investigaciones realizadas indican que para la actividad mental la temperatura ideal ronda entre los 17 y 22 grados. Por encima o por debajo de estos valores se producen efectos indeseables, sobre todo en períodos largos. El frío produce inquietud, nerviosismo; el calor, sopor, inactividad. Por lo tanto, los dos dificultan la concentración. Un punto importante en este tema, es el hecho de que haya una temperatura homogénea en la habitación.
 
MOBILIARIO: Lo ideal sería disponer de una mesa de estudio, una silla y armario-estantería para colocar libros, carpetas y útiles de escritorio. No obstante una mesa con la amplitud necesaria para disponerse cómodamente con el material, y una silla de respaldo recto serán suficientes para propiciar una situación activa ante el trabajo de estudio.
 
Evidentemente, todo lo expuesto son sugerencias para tener las condiciones ideales; pero no siempre están a su alcance. En todo caso debe intentar estudiar en las mejores condiciones posibles.
 
Fuente: "Procedimientos para aprender a aprender".