A las 5:41 pm del 2 de agosto de 1947 el vuelo CS59 de British South American Airways le anunció por radio a la torre de control del aeropuerto Los Cerrillos de Santiago que estimaba llegar a la capital chilena en, aproximadamente, cuatro minutos. Luego desapareció completamente. El misterio de la desaparición del Stardust tardó más de medio siglo en resolverse.El misterio de la desaparición del Stardust tardó más de medio siglo en resolverse.
 
No hubo más contacto por radio, ninguna señal de socorro que alertara sobre algún posible problema.
Y las operaciones de búsqueda organizadas inmediatamente después del desvanecimiento de la aeronave –un Avro Lancastrian que transportaba a seis pasajeros y cinco tripulantes provenientes de Buenos Aires– jamás pudieron encontrar sus restos.
El misterio de la desaparición del Stardust, como había sido bautizado el avión, tardaría más de medio siglo en resolverse.
Y, durante ese tiempo, la falta de información y evidencia alimentaría las teorías más descabelladas.
 
 
Atentados y extraterrestres
Efectivamente, dos accidentes sufridos poco tiempo después por otros aviones de la misma línea aérea dieron pie a especulaciones sobre un posible sabotaje.
La presencia de un diplomático británico entre los pasajeros, en un momento de tensión entre Argentina y Gran Bretaña, hizo que otros se decantaran por la teoría de un atentado con el que se habría intentado evitar la llegada documentos secretos a Santiago. El piloto estimaba que llegaría a Santiago en cuatro minutos antes de que el avión desapareciese.El piloto estimaba que llegaría a Santiago en cuatro minutos antes de que el avión desapareciese.Mientras que una extraña palabra en el último mensaje radial terminó convenciendo a muchos de que en la desaparición del avión estaban implicados los extraterrestres.
 
"ETA (tiempo estimado de llegada) Santiago 17.45 hrs STENDEC", decía la transmisión, hecha en código morse.
Las misteriosas siete letras recubrirían aún más de misterio a la desaparición de la aeronave.
Y años después, esa última palabra –nunca satisfactoriamente explicada– hasta sería utilizada para bautizar a una popular revista española dedicada a los ovnis y el mundo de lo paranormal: Stendek.
 
Cinco décadas de espera
Otros detalles novelescos, como el pasajero palestino que llevaba un enorme diamante cosido en el forro de su traje, también hicieron del Stardust un favorito de los amantes de este tipo de misterios.
Aunque para los familiares de los pasajeros y tripulantes desaparecidos, la falta de explicaciones y certezas se convirtió en una tortura que duró décadas.
"Uno no quiere llorar la muerte de alguien que puede no haber muerto", le explicó a la BBC en noviembre de 2000 Ruth Hudson, la sobrina uno de los pasajeros desaparecidos.
En enero de 2000, un grupo de alpinistas encontró los primeros restos del avión.En enero de 2000, un grupo de alpinistas encontró los primeros restos del avión."Mi abuela siguió creyendo que (mi tío Peter Young) estaba vivo hasta el día de su muerte, unos diez años después", agregó su prima Stacey Marking, en un programa sobre la desaparición del Stardust.
 
Para entonces, sin embargo, el misterio ya empezaba a resolverse.
En enero de 2000, restos humanos y fragmentos de una aeronave fueron encontrados por alpinistas en el volcán Tupungato, en Argentina. 
Y una expedición organizada por el ejército argentino algunas semanas más tarde confirmó que se trataban de los restos del Stardust, iniciando inmediatamente una investigación.
 
El misterio develado
Sin embargo, al principio el hallazgo sólo agrandó el misterio.
¿Cómo había ido a parar el ya mítico aeroplano a más de 80 kilómetros del aeropuerto de Santiago donde se pensaba había estado a punto de aterrizar?
Además, la zona había sido intensamente peinada durante la búsqueda original de la aeronave.
Y en todo ese tiempo numerosos alpinistas también habían escalado el Tupungato, que tiene más de 6.500 metros de altura, sin tampoco encontrar nada, hasta la súbita reaparición del viejo Avro Lancastrian 53 años después.
Pronto el examen de los restos demostraría que los motores nunca habían dejado de funcionar y también permitió descartar la posibilidad de una bomba, pues la distribución de los mismos era típica de un choque directo contra una montaña.
Y los investigadores creen que el impacto muy probablemente provocó una avalancha que habría de esconder al avión de los primeros equipos de rescate.
Mientras que sucesivas nevadas deben haberlo sumergido cada vez más en el glaciar aledaño, que lo mantuvo oculto hasta que el movimiento natural de ese río de hielo lo arrastró hasta la parte más baja, donde el progresivo derretimiento del glaciar lo volvió a sacar a la luz.
La causa del accidente, por su parte, parece estar vinculada a un fenómeno atmosférico invisible y poco conocido en ese entonces: el jetstream.
 
Error de cálculo
Efectivamente, esta poderosa corriente de viento se produce a grandes alturas y puede alcanzar velocidades de más de 100 millas por hora.
Pero en 1947 pocos aviones podían volar tan alto, por lo que los pilotos no estaban familiarizados con un fenómeno que puede incidir significativamente sobre la velocidad de navegación y por lo tanto afectar los cálculos.
Los investigadores creen que la tripulación del Stardust decidió subir a más de 24.000 pies para evitar el mal tiempo que, según los reportes, afectaba la cordillera de los Andes, que separa Argentina de Chile.
Así, mientras volaban a ciegas entre las nubes, el jetstream debe haber reducido notablemente su velocidad sin que ellos pudieran darse cuenta, manteniéndolos del lado equivocado de las montañas cuando pensaban estar a pocos minutos de poder aterrizar.
Y al momento de iniciar el descenso, esperando ver Santiago al salir de las nubes, se produjo la inevitable colisión.
"Yo creo que en los minutos finales del vuelo el piloto debe haberse sentido bastante seguro de lo que estaba haciendo, muy relajado. Y los pasajeros en ningún momento se deben haber dado cuenta de lo que estaba pasando", le dijo a la BBC Carlos Bauzá, el especialista que estuvo a cargo de la investigación hecha por el ejército argentino.
"No creo que sea una mala forma de morir porque uno pasa de estar tranquilo a no sentir nada", agregó el hombre que resolvió de una vez por todas el misterio caso.
O mejor dicho, casi todo el caso, pues aún hoy nadie sabe que quiso decir la tripulación del Stardust con la palabra STENDEC.
 
Tomado de: BBC Mundo.
 

Putin: "No hay necesidad del uso de tropas rusas por ahora en Ucrania"

 
 

Actualmente no hay razón alguna para el uso de fuerzas militares de Rusia en Ucrania, aunque sí existe esa posibilidad, ha comunicado este martes el presidente ruso, Vladímir Putin.

"Solo un caso extremo podrá servir de motivo para usar la Fuerza Armada de Rusia: si los habitantes de las regiones de Ucrania del este piden oficialmente nuestra protección, será legítimo recurrir a todos los medios a nuestro alcance. Ya tenemos una solicitud oficial del presidente legítimo de Ucrania. [...] No pretendemos imponer nada, pero desde luego, no podremos  quedarnos parados si vemos que empiezan a perseguir, eliminar, someter a maltratos a la población rusófona. No querríamos de ningún modo llegar a esto", afirmó el presidente. "En ningún momento vamos a estar en guerra con el pueblo ucraniano. Si tomamos la decisión de introducir las tropas, será solo con fines de protección", puntualizó y descartó que puedan producirse víctimas entre la población civil. 
 
El jefe de Estado ruso acentuó, además, que la anexión de la ucraniana República Autónoma de Crimea, zona de gran mayoría rusófona, a Rusia no está contemplada. Subrayó que de momento lo único que ha hecho Moscú ha sido reforzar sus instalaciones militares en el territorio ucraniano para protegerlas de riesgos potenciales debido a las amenazas crecientes que estaban recibiendo. "Habíamos visto que guerrilleros de organizaciones terroristas se estaban concentrando cerca [de las instalaciones]", comentó.
 
"Lo que pasó en Ucrania es una toma armada del poder"
 
"Lo que pasó en Ucrania es un golpe anticonstitucional y una toma armada del poder. Pero nadie puede comprender para qué se llevó a cabo. (...) En aquel momento Víktor Yanukóvich aceptó todas las condiciones de la oposición: volver a la versión anterior de la Constitución y elecciones anticipadas, entre otras”, subrayó Putin y destacó que nadie puede comprender para qué se necesitaba la toma armada del poder.
 

Karen Hudes es graduada de la escuela de Derecho de Yale y trabajó en el departamento jurídico del Banco Mundial durante 20 años.
 
En calidad de 'asesora jurídica superior', tuvo suficiente información para obtener una visión global de cómo la élite domina al mundo. De este modo, lo que cuenta no es una 'teoría de la conspiración' más. 
 
De acuerdo con la especialista, citada por el portal Exposing The Realities, la élite usa un núcleo hermético de instituciones financieras y gigantes corporaciones para dominar el planeta. 
 
Citando un explosivo estudio suizo de 2011 publicado en la revista 'Plos One' sobre la "red de control corporativo global", Hudes señaló que un pequeño grupo de entidades, en su mayoría instituciones financieras y bancos centrales, ejercen una enorme influencia sobre la economía internacional entre bambalinas. "Lo que realmente está sucediendo es que los recursos del mundo están siendo dominados por este grupo", explicó la experta con 20 años de antigüedad en el Banco Mundial, y agregó que los "capturadores del poder corruptos" han logrado dominar los medios de comunicación también. "Se les está permitido hacerlo", aseguró. 
 
El estudio suizo que mencionó Hudes fue llevado a cabo por un equipo del Instituto Federal Suizo de Tecnología de Zúrich. Los investigadores estudiaron las relaciones entre 37 millones de empresas e inversores de todo el mundo y descubrieron que existe una "superentidad" de 147 megacorporaciones muy unidas y que controlan el 40% de toda la economía mundial. 
 
Pero las elites globales no solo controlan estas megacorporaciones. Según Hudes, también dominan las organizaciones no elegidas y que no rinden cuentas pero sí controlan las finanzas de casi todas las naciones del planeta. Se trata del Banco Mundial, el FMI y los bancos centrales, como la Reserva Federal estadounidense, que controlan toda la emisión de dinero y su circulación internacional. 
 
El banco central de los bancos centrales
 
La cúspide de este sistema es el Banco de Pagos Internacionales (BPI): el banco central de los bancos centrales. 
"Una organización internacional inmensamente poderosa de la cual la mayoría ni siquiera ha oído hablar controla secretamente la emisión de dinero del mundo entero. Es el llamado el Banco de Pagos Internacionales [Bank for International Settlements], y es el banco central de los bancos centrales. Está ubicado en Basilea, Suiza, pero tiene sucursales en Hong Kong y en Ciudad de México. Es esencialmente un banco central del mundo no electo que tiene completa inmunidad en materia de impuestos y leyes internacionales (...). Hoy, 58 bancos centrales a nivel mundial pertenecen al BPI, y tiene, con mucho, más poder en la economía de los Estados Unidos (o en la economía de cualquier otro país) que cualquier político. Cada dos meses, los banqueros centrales se reúnen en Basilea para otra 'Cumbre de Economía Mundial'. Durante estas reuniones, se toman decisiones que afectan a todo hombre, mujer y niño del planeta, y ninguno de nosotros tiene voz en lo que se decide. El Banco de Pagos Internacionales es una organización que fue fundada por la élite mundial, que opera en beneficio de la misma, y cuyo fin es ser una de las piedras angulares del venidero sistema financiero global unificado".
 
Según Hudes, la herramienta principal de esclavizar naciones y Gobiernos enteros es la deuda. 
 
"Quieren que seamos todos esclavos de la deuda, quieren ver a todos nuestros Gobiernos esclavos de la deuda, y quieren que todos nuestros políticos sean adictos a las gigantes contribuciones financieras que ellos canalizan en sus campañas. Como la élite también es dueña de todos los medios de información principales, esos medios nunca revelarán el secreto de que hay algo fundamentalmente errado en la manera en que funciona nuestro sistema", aseguró.